El contrato privado de compraventa de plaza de garaje entre particulares

El contrato privado de compraventa de plaza de garaje entre particulares

Si vas a comprar o vender una plaza de parking es importante que leas toda la información y consejos que tenemos sobre el contrato privado de compraventa de garaje entre particulares

El contrato privado entre particulares se podría definir como un contrato preparatorio previo a la futura formalización de la escritura de compraventa ante notario.

Es un contrato sencillo entre comprador y vendedor sin demasiados formalismos, pero vinculante y con eficacia jurídica, por lo que es aconsejable que estés informado de todas sus cláusulas.

¿Qué es un contrato de compraventa?

El contrato de compraventa es un documento entre dos partes en el que ambas se obligan por su propia voluntad y de mutuo acuerdo a lo siguiente:

  • Comprador: se obliga a comprar la plaza de garaje a cambio de un precio estipulado
  • Vendedor: se obliga a entregar la propiedad de la plaza de garaje al comprador a cambio del precio estipulado.

Con la firma del contrato privado entre particulares aún no se entrega la plaza de garaje, solamente se pactan los acuerdos entre ambas partes (precio, pago a cuenta o señal, forma de pago, día de la firma, etc.). Es un contrato sencillo y previo a la futura formalización de la escritura de compraventa ante notario.

Regulación del contrato de compraventa

El contrato de compraventa está regulado por el  artículo 1445 del Código Civil:

“Por el contrato de compra y venta uno de los contratantes se obliga a entregar una cosa determinada y el otro a pagar por ella un precio cierto, en dinero o signo que lo represente”.

El objeto, la cosa y precio en el contrato de compraventa

El objeto del contrato de compraventa es la obligación del vendedor consistente en la transmitir la cosa, en nuestro caso la plaza de garaje y la obligación del comprador consistente en dar el precio.

¿es legal el contrato de compraventa privado entre particulares?

El contrato privado de compraventa de plaza de garaje entre particulares es completamente legal y por lo tanto las partes se verán obligadas a cumplir con lo firmado… siempre y cuando no aparezcan cláusulas al margen de la ley, porque en ese caso se consideraría ilegal y, por lo tanto, el contrato no sería válido.

¿Se puede inscribir en el registro de la propiedad un contrato de compraventa privado?

No, el contrato privado de compraventa no es inscribible en el Registro de la Propiedad. Para inscribirlo en el registro deberías elevarlo a escritura pública notarial.

¿Se pagan impuestos en el impuesto de compraventa?

La teoría

Ya sea un documento privado entre particulares o un contrato elevado a público ante notario, todo contrato de compraventa debe pagar sus correspondientes impuestos de transmisiones patrimoniales si la plaza de garaje es de segunda mano o el IVA si es una primera transmisión del promotor de la obra.

La práctica

En la mayoría de las ocasiones no se suelen pagar los impuestos del contrato privado ya que Hacienda desconoce la existencia de este. Lo más habitual es que los particulares se esperen a pagar los impuestos hasta el momento de la compraventa ante notario.

¿Cómo redactar un contrato de compraventa de plaza de garaje?

Estos son los puntos clave que no deben faltar en tu contrato de compraventa:

Datos de comprador y vendedor:

El primer punto de cualquier contrato es la identificación de las partes: Nombre, DNI, estado Civil, domicilio, y a poder ser teléfono y mail para poder tener el máximo de facilidades de comunicación

¿Los vendedores son un matrimonio casado en gananciales?

En ese caso tendrán que firmar ambos cónyuges

¿Compra o vende una sociedad?

En ese caso firmará el representante legal y tendrá que demostrar que lo es aportando los poderes. Esto mismo sucedería si firma un particular en nombre de otro.

Herederos

Si quien vende la plaza de garaje son los herederos del propietario tendrán que aportar la escritura de aceptación de herencia y haber abonado el impuesto de Sucesiones

Descripción de la plaza de parking

Una vez estéis los firmantes identificados el siguiente paso es identificar la plaza de garaje objeto de la compraventa: Dirección del aparcamiento, número de plaza y de sótano. Así como los datos del registro de la propiedad.

Es importante contar con una nota del registro de la propiedad que verifique quién figura como propietario real de la plaza.

También puedes poner la referencia catastral que aparece en el recibo del IBI

cargas de la plaza de parking

Deben figurar en el contrato las posibles cargas que afecten a la plaza de aparcamiento: hipotecas, préstamos, ¿tiene inquilino? ¿Está al corriente de pagos de cuotas de comunidad, arbitrios y tributos?

Nuevamente es muy importante solicitar la nota simple del registro para ver si estado de cargas.

En el caso de haber cargas o deudas pendientes es importante hacer constar en el contrato privado de compraventa que serán abonadas por el vendedor antes de la compraventa ante notario.

Gastos derivados de la compraventa del garaje

En el contrato tenemos que especificar quién se hará cargo de los gastos derivados de la compraventa. Lo normal es que el comprador se haga cargo de los impuestos de IVA o ITP y del registro de la propiedad. El vendedor se hará cargo de la plusvalía

¿Y el notario? El caso de los gastos de notaría es algo particular ya que la ley dice que los gastos de otorgamiento de la escritura de compraventa son de cuenta del vendedor y los gastos de la primera copia de la escritura son de cuenta del comprador. Esto es lo que se conoce como “gastos según ley”.

Pero en la práctica no siempre es así y dependiendo de las costumbres de cada comunidad autónoma puede ser lo habitual que los pague el comprador, a medias o “según ley”

Por lo tanto, es conveniente dejar claro qué parte se encargará del pago de cada uno de los gastos de la compraventa

Pagos a cuenta, Señal o Arras

En el contrato de compraventa el comprador suele entregar una cantidad a cuenta del precio final. Tenemos que especificar la cantidad y el tipo de arras. Estas pueden ser penitenciales o confirmatorias.

En el contrato de compraventa las arras son confirmatorias. Las arras confirmatorias obligan al cumplimiento del contrato, en caso contrario o acabaremos ante el juez para que nos obligue a comprar o vender tal y como nos comprometimos en el contrato privado.

La otra opción es hacer un contrato de penitenciales. Las arras penitenciales permiten el desistimiento del contrato a cambio de una “penitencia”. En el caso del comprador esa penitencia consiste en la pérdida de las arras si no compra la plaza de garaje. En el caso del vendedor tendría que devolver el doble de las arras si desiste de la venta del garaje.

Lo más normal son las arras penitenciales, éstas no obligan a comprar ni vender la plaza de garaje, pero para que sean realmente penitenciales hay que remarcarlo en el contrato citando  la norma legal que las regula en nuestro Código Civil, el artículo 1.454.

El precio

Lógicamente hay que señalar el precio al que se realizará la compraventa. De ese precio se descontarán las cantidades entregadas a cuenta.

Fecha

Haremos constar la fecha de la firma del contrato privado y la fecha en la que se realizará la futura compraventa ante notario.

La fecha de entrega de la plaza de aparcamiento suele coincidir con la entrega de tras hacer el pago en la notaria (a menos que se pacte otra cosa)

Resumen del contrato de compraventa de plaza de garaje: 6 puntos clave

Como resumen de los datos que no pueden faltar en tu contrato privado de compraventa de parking entre particulares:

  1. Descripción de los firmantes
  2. Descripción de la plaza de garaje
  3. Precio de la compra
  4. Forma de pago (arras + resto en la notaría)
  5. Especificar quien asumirá los gastos de escritura y notaría.
  6. Fechas del contrato privado, de la escritura notarial y de la entrega del bien.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!