10 consejos para vender tu plaza de garaje

1 – Conoce tu mercado local inmobiliario de plazas de garaje

¿Qué están dispuestos a pagar los compradores que viven en la zona? ¿tienen interés los inversores en tu barrio? ¿cómo se está moviendo el mercado? Si no lo sabes, asegúrese de encontrar un agente inmobiliario que pueda asesorarte. Si tu agente no lo sabe, busca otro que esté especializado en el mercado de inmobiliario de las plazas de garaje. El valor de las plazas de garaje está íntimamente relacionado con su ubicación. Es fundamental que conozcas las tendencias locales de tu barrio.

2 – Pon el precio de venta correcto

Acertar con el precio de venta de tu plaza de garaje es la mejor manera de atraer compradores realmente interesados. Cuando pones en el mercado tu plaza de parking, ésta llama rápidamente la atención de todos los compradores que están esperando nuevas oportunidades para invertir. La primera semana harás la mayoría de visitas y a partir de ese momento si no la has conseguido vender empezarás a tener menos interesados.

Tu plaza se estancará, será un anuncio más en los portales inmobiliarios y quedará obsoleta en unas semanas. Los compradores asumirán que algo debe pasar para que nadie la haya comprado, que es mala, pequeña, incómoda, o que seguramente tiene un precio demasiado elevado.

En ese momento tu plaza de garaje perderá valor a ojos de los compradores y empezarán a hacerte ofertas a la baja, ¿Por qué no se habrá vendido ya? ¿qué me oculta el propietario?…. pensarán que tienes prisa por vender, el tiempo juega en tu contra y estarás más dispuesto a aceptar un precio inferior.

¿Conoces los factores que influyen en el valor de tu plaza de garaje?

3 – Sobrevalora tu plaza de parking y estarás ayudando a vender el parking de tus vecinos

Los compradores están dispuestos a pagar un precio determinado, por lo que están buscando parkings que puedan pagar; Tu competencia son tus vecinos. Si tu plaza de garaje tiene un precio demasiado alto, nunca la verán cuando hagan sus búsquedas en internet porque estarás fuera de su rango de precios. Casi todas las plazas son iguales ¿Por qué alguien pagaría más por la mismo?

Aprende a poner el precio correcto a tu plaza de garaje en 7 pasos

4 – Los parkings sucios y con poca luz se venden por menos dinero

No hay nada tan poco atractivo como una plaza de garaje en una tercera planta, con olor a humedad y manchas de aceite en el suelo. Es verdad, el servicio te lo dará igualmente y podrás aparcar tu coche, pero puestos a elegir el comprador prefiere parkings limpios, bien iluminados, pintados correctamente y sin olores. Esto no está en tus manos y te costará que los vecinos aprueben una derrama para mejorar el estado de conservación del aparcamiento. Pero tenlo en cuenta cuando vayas a venderlo y no te sorprendas si te ofrecen ofertas a la baja. El comprador sabe que algún día tendrán que hacerse esas reformas y le tocarán pagarlas a él. Querrá descontarlo del precio.

5 – Cierra rápidamente la venta

Cuando tengas un comprador interesado en tu plaza de garaje y hayáis llegado a un acuerdo por el precio no retrases la venta. Ten a mano un contrato de arras y la documentación preparada cuando te la pida el comprador. Ahora no es momento de buscar las escrituras ni los recibos de contribución, eso debes tenerlo ya preparado desde el día que decidiste poner tu plaza a la venta. Todas las trabas que vengan por tu lado sólo harán que el comprador se enfríe y pondrás en peligro la venta.

6 – Si estás leyendo esto es porque no eres agente inmobiliario

No todo el mundo está capacitado para este trabajo. Cualquiera puede abrir la puerta del parking y enseñar la plaza a los vecinos curiosos que responden al cartel de venta. Pero un profesional especialista tiene la habilidad y los conocimientos para cerrar la venta de una manera ventajosa y lo más importante…. si hay problemas sabe cómo resolverlos.

7 – No ocultes los defectos ni engañes al comprador

Si no quieres recibir la llamada de un abogado, no escondas un defecto estructural del parking si estás al tanto, o las obras que hay planeadas para subsanar las humedades de la última planta. Sabes que si lo escondes podrás vender la plaza por más dinero pero al final eso saldrá a la luz y acabarás pagando más en una posible demanda.

8 – Ten cintura para negociar

En todas las negociaciones se produce un juego de ofertas y precios. Con bastante frecuencia tendrás que rebajar algo el precio para que el comprador se quede contento. No te cierres en banda y acepta el juego sino quieres que el comprador se retire de la mesa.

9 – No infles el precio para tener margen de negociación

Eso servía antes, cuando los compradores no consultaban en internet. Hoy en día si aumentas el precio de salida para estar cubierto en la negociación es fácil que te salgas del precio de mercado y nadie tenga interés en tu plaza de garaje.  

10 – Ten paciencia

Tratar con personas que no conoces a las que quieres vender algo es más difícil de lo que piensas, te vas a encontrar con muchos tipos de compradores, y muchos serán desconfiados, indecisos, prepotentes o simplemente cotillas que te harán perder el tiempo.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!