Los fabricantes de automóviles asumen que no será fácil fabricar un automóvil autónomo

Desde hace muchos años se ha soñado con un auto automático, un automóvil completamente autónomo capaz de resolver cualquier inconveniente, muchos prometieron el actual 2020 como el año en el que el mundo vería tal creación.

Sin embargo, esto ha sido imposible, de hecho, los fabricantes de la industria automovilística han admitido que no se trata de un objetivo simple, al contrario, es un proyecto realmente complejo y que tomará tiempo, aún faltan años para verlo convertido en una realidad.

Alianzas estratégicas

Considerando el gran reto que representa la producción de un automóvil autónomo, los grandes fabricantes han hecho alianzas para poder construirlo, completamente eléctrico, conectado y por supuesto autónomo.

Por ejemplo, Ford y Volkswagen han unido esfuerzos y junto a otras empresas como General Motors, Toyota, Honda, Lyft, Uber y Daimler conforman el Consorcio para la Seguridad del Vehículo Automatizado desde el 2019. Todas trabajan para lograr pruebas con mayor seguridad y el mejor desarrollo e implementación de estos vehículos.  También destaca la alianza de la dueña de Google, Alphabet con Jaguar y Fiat Chrysler Automóviles (FCA).

¿Qué hace falta para llegar al coche autónomo?

Según la Sociedad de Ingenieros de Automoción existen 5 niveles de conducción autónoma, es preciso alcanzar cada una de ellas para poder consolidar el auto autónomo con el que tanto se ha soñado, estos son:

  • Nivel 1: la conducción es asistida, el vehículo puede controlar la vía sólo lateral o longitudinalmente, el control del vehículo es ejercido por el conductor y el sistema automático.
  • Nivel 2: la conducción es parcialmente automatizada, el auto controla la conducción lateral y longitudinal, el conductor debe supervisar e intervenir en cualquier momento.
  • Nivel 3: la conducción es automatizada con condiciones, el coche puede controlar todas las tareas y el conductor hace otras y puede que sea necesario tomar el control del coche en un corto tiempo.
  • Nivel 4: la conducción es altamente automatizada, el vehículo controla todas las tareas sin la atención del conductor.
  • Nivel 5: la conducción es completamente automatizada, no hace falta la intervención humana.

Cabe destacar, a pesar de que un coche totalmente autónomo aún no ha sido posible, ya se han dado algunos pasos y es posible disfrutar de ellos, se trata de las ayudas a la conducción o ADAS (Advanced Driver Assistance Systems), por ejemplo, dispositivos de frenado automático, alertas por presencia de vehículos, peatones, ciclistas y objetos en la vía y mantenimiento de carril. No obstante, solo ha sido posible alcanzar el nivel 2 de conducción automática.

El desafío actual

Los fabricantes de automóviles con miras al coche autónomo deben optimizar los sistemas que ya han podido desarrollar, pero también lograr el total entendimiento e interpretación del entorno y la toma de decisiones, es decir, copiar el comportamiento del ser humano no es tarea sencilla, a pesar de los sensores, cámaras y toda la tecnología implementada, recrear el entorno a la perfección aún no se logra a la perfección.

Asimismo, los expertos señalan se irá logrando una implantación de forma progresiva, el logro de un entorno totalmente automatizado es algo que tomará tiempo, durante los próximos años se seguirán viendo ciertos avances, un ejemplo actual a mencionar es el vehículo que se utiliza en el campus de la Universidad Autónoma de Madrid.

El pronóstico para el  automóvil autónomo

Algunos expertos se arriesgan a decir el nivel 4 de conducción autónoma podría consolidarse en el año 2023, aunque aún con restricciones y para el 2028 se podrían ver los coches autónomos en ciertas zonas y finalmente en el año 2029 podrían llegar de manera total y en el nivel 5, aunque también hay quienes afirman será siempre imposible de lograr.

Por supuesto, si se cumple, el automóvil autónomo no tendría ventas masivas, ya que al igual que ha sucedido con otras tecnologías, los primeros modelos tendrán un coste elevado. Junto a esto, también se ha señalado que este auto del futuro no estará exento de cualquier falla, es difícil todo sea perfecto.

Pero será posible disfrutar de varios beneficios como el aumento de la seguridad, consumo eficiente de energía, la reducción de emisiones y la independencia de personas invidentes y con movilidad reducida. Solo queda esperar hasta donde el trabajo y la ambición de los expertos pueden llegar.

Deja volar tu imaginación ¡Exprésate!

E-mail is already registered on the site. Please use the Login form or enter another.

You entered an incorrect username or password

Sorry that something went wrong, repeat again!