cómo sacar un coche abandonado de un garaje

como-sacar-un-coche-abandonado-de-un-garaje

como-sacar-un-coche-abandonado-de-un-garaje

 

Hola Daniel, tengo un problema que espero puedas ayudarme a resolver….. ¿Cómo podemos sacar un coche abandonado de un garaje?

tengo una plaza de garaje en un edificio de viviendas donde hace años que no vivo. En su momento vendí el piso pero no la plaza de garaje. El caso es que no le he prestado nada de atención ni para alquilarla ni para ir a las reuniones de propietarios. Hace 10 años que no piso el parking.

El mes pasado se puso en contacto conmigo el administrador para decirme que había un coche con pinta de estar abandonado en mi plaza, pues está cubierto de polvo y hace meses que nadie lo mueve. Lo primero que hice fue avisar a la policía municipal pero no pueden hacer nada, dicen que es una comunidad privada y no es de su competencia.

He pensado contratar una grúa y sacarlo a la calle para dejarlo abandonado en algún solar o calle de las afueras pero me han dicho que puedo tener problemas si me pillan.

Me puedes orientar…? gracias

Vicente P.


¿cómo sacar un coche abandonado de un garaje?

Hola Vicente,

El tema no es sencillo, me preguntas cómo sacar un coche abandonado de un garaje… y ya sé que te habrán dado mil ideas, lo que se suele aconsejar siempre es llamar a un amigo mecánico que te ayude a sacar el coche abandonado en tu garaje para dejarlo abandonado en cualquier calle… o similares, pero casi siempre peores. Mucho cuidado con este tipo de “soluciones”!

Para empezar te diré que la policía municipal evidentemente no puede hacer nada si el coche abandonado está en un garaje privado como es el caso. Otra cosa es que lo saques y lo dejes abandonado en la vía pública, en ese caso sí van a intervenir y tendrás un problema mayor,

Lo primero que deberías hacer es localizar al dueño del vehículo a partir de la matrícula o del número de chasis. Esta información la conseguiremos en la DGT.

Una vez tengas localizado al propietario del coche abandonado en tu garaje le mandas un Burofax con acuse de recibo, así tienes ya un comprobante de que te has puesto en contacto con él y le has solicitado que retire el vehículo. Una vez pase un tiempo prudencial -infórmate de cuanto tiempo ha de ser con un abogado que conozca la Ley- si no lo ha retirado estarás ya habilitado para retirarlo tú.

Y ahora, tras haber dado todos esos pasos ya puedo explicarte cómo sacar un coche abandonado de un garaje… 

En primer lugar vuelves a la DGT para solicitar el traslado del vehículo a un desguace. Ellos tratarán de nuevo de contactar con el propietario y si no lo consiguen aprobarán nuestro expediente y podremos retirar el vehículo con una grúa y llevarlo al desguace para su destrucción.

Como ves no es tan sencillo…

Saludos!

Motos y car sharing en Madrid

car-sharing-en-Madrid

car-sharing-en-Madrid

Car sharing Madrid es una realidad. La capital de España cuenta con un amplio servicio de movilidad compartida gracias a los esfuerzos que realizan tanto la Comunidad como el Ayuntamiento de Madrid por ser una ciudad eco friendly.

Por ello, imponen fuertes y restrictivas medidas al uso de vehículos. Este es el motivo principal por el que los servicios de transporte eléctrico compartido y las empresas de coches y motos sharing de Madrid están en un constante crecimiento.

El amplio servicio y la cantidad de ventajas que se ofrecen es posible gracias a empresas como Zity, Evmov, Car2Go, eCooltra, Bluemove, Avancar o Muving, que te permiten desplazarte por toda la ciudad sin emisiones y de una forma ágil.

Estas empresas son las responsables del impulso de matriculación de coches eléctricos en España y su presencia en las ciudades aumenta de forma considerable. Esto es debido a que sus flotas se incrementan y a la aparición de otros nuevos operadores.

El bajo coste y la facilidad para acceder a este tipo de vehículos, sumado a la gran cantidad de opciones disponibles y a la posibilidad de realizar una reserva con anticipación para un vehículo próximo a tu ubicación, son algunos de los beneficios del car sharing que reciben todos los usuarios que deciden recurrir a este servicio.

¿Cuáles son las principales empresas de movilidad de Madrid y sus características?

Car2Go

El grupo Daimler fue uno de los pioneros en cuanto a este concepto de movilidad en la ciudad de Madrid. Aterrizaron a comienzos de noviembre de 2015 con 350 Smart fortwo electric drive. Tan solo unos meses después, la compañía puso a disposición de los usuarios otros 150 más, es decir, a día de hoy, cuentan con 500 vehículos.

Su precio de servicio va tarificado por minutos de uso y asciende a 0,21 euros. Car2Go cuenta con 180 000 usuarios registrados y en su sitio web se ofrecen 15 euros de uso de forma gratuita, abonando 9 euros como concepto de cuota de inscripción. Es decir, esta empresa te ofrece una oferta neta y gratuita de uso de 6 euros, lo que equivaldría a unos 28 minutos de utilidad.

Emov

Lleva desde diciembre de 2016 instalada en Madrid. Su vehículo es el Citröen C-Zero de cinco puertas y cuatro plazas. Esta empresa nace como una alianza entre el grupo francés PSA (Peugeot, Citröen y Opel) y la compañía española Eysa.

A día de hoy disfruta de 600 vehículos y más de 110 000 usuarios. Esta empresa apuesta firmemente por el concepto de movilidad compartida y eso se nota en cómo ha ampliado su presencia. En su área de cobertura ya aparece incluido el distrito de Hortaleza.

Pese a que en sus inicios su precio por minuto era de 0,19 euros, ahora mismo está situado en 0,24.

Emov ofrece a sus nuevos usuarios 20 minutos de forma gratuita al utilizar un código promocional diferente para cada mes. Por tanto, si quieres disfrutar de esos 20 minutos debes entrar en su sitio web para conocer el código.

Zity

​Esta empresa está disponible desde finales de 2017 en Madrid. La iniciativa responde al acuerdo entre el grupo español de construcción y concesiones, Ferrovial Servicios, que tiene el 80 % de la explotación y el fabricante de automóviles Renault que cuenta con un 20 %.

El precio de su servicio es de 0,21 euros, al igual que Car2Go. Comenzó con una flota de 380 vehículos y esperan tener en los próximos días 500. El vehículo escogido para esta ocasión es el Renault Zoe Z.E. 40. Es un vehículo que alcanza hasta los 280 kilómetros de autonomía real, aunque su servicio cubre 75 kilómetros cuadrados, incluyendo 60 en la almendra central y 15 kilómetros en los barrios de la periferia. El coche dispone de 5 plazas.

Esta plataforma te da la posibilidad de alquilar el vehículo durante 24 horas por 55 euros.

Motos sharing Madrid otra opción de movilidad compartida

eCooltra

​Las motos también se suman al sharing en Madrid. La empresa catalana de motos sharing eCooltra aterrizó en Madrid en 2016 con una flota de 280 vehículos eléctricos.

Puedes conducir estos scooters eléctricos con el permiso de ciclomotor AM o con el carné de coche B, tienen una autonomía de 45 kilómetros y su velocidad está limitada a 45 km/h.

Su tarifa es de 0,24 euros por minuto, las motos están disponibles durante las 24 horas del día y disponen de casco para pasajero y piloto.

Esta empresa opera también en ciudades como Roma, Lisboa o Barcelona y tiene más de 100 000 usuarios en España. También ofrecen un bono de 20 minutos gratuitos para nuevos usuarios mediante el código promocional “WEB20”

Muving

​Inició sus servicios en Madrid en 2017 con 135 motos eléctricas que, a finales de año, llegaban a las 500 unidades. Las motos tienen una autonomía de 60 kilómetros con una cilindrada de 125 c.c., por lo que se necesita el carné A1 o el carné de tipo B con más de 2 años de antigüedad para poderlas conducir.

Esta empresa cubre los barrios de Hortaleza, Peñagrande, Canillejas, San Blas, Usera, el barrio de la Concepción, Mirasierra y Pinar del Rey.

Se oferta el servicio para dos pasajeros y está disponible las 24 horas diarias a un precio de 0,21 euros. Actualmente cuenta con más de 40 000 clientes.

Este servicio ofrece 30 minutos gratuitos al darse de alta como nuevo usuario con el código promocional “ALTAMUVING30”.

Ioscoot

​Tiene una oferta con una flota de 200 motocicletas eléctricas como servicio de motos sharing Madrid. Su tarifa de precios oscila, en función del horario en el que utilices el servicio, entre 0,18 y 0,24 euros por minuto.

Yugo

Es el servicio más reciente en Madrid, desembarcó en febrero de 2018 con una flota de 150 ciclomotores que alcanzarán una velocidad máxima de 50 km/h. Su servicio será de 0,19 euros por minuto y contará con diversos paquetes con los que te podrás beneficiar de descuentos en el servicio: 85 euros para 500 minutos, 36 euros en 200 minutos y 19 euros para 100 minutos.

Gracias a estas acciones de las empresas car sharing Madrid, la capital está a la cabeza en Europa para el uso de transportes eléctricos compartidos, superando a ciudades como Roma o París.

 

Tarifa de la luz: ¿pagaré más si compro un coche eléctrico?

tarifa-de-la-luz-coche-electrico

 

tarifa-de-la-luz-coche-electrico

De una forma discreta, los coches eléctricos han ido tomando nuestras carreteras. Actualmente, ya hay un porcentaje importante del parque automovilístico español conformado por estos vehículos movidos por electricidad o, al menos, híbridos, es decir, que funcionan tanto mediante esta como a través de combustibles fósiles. No en balde, si bien los coches eléctricos todavía son más caros que los tradicionales, ya cuentan con importantes subvenciones.

Y, además, al usar uno de aquellos, tienes la gratificación de estar cuidando el medio ambiente. Pero si estás pensando en adquirir un vehículo impulsado por electricidad, quizá te preguntes cuánto se incrementará tu tarifa de la luz en caso de comprarlo.

También es probable que dudes a causa de que todavía existen pocos puntos de recarga eléctrica en nuestras ciudades y carreteras. Este es un problema que está siendo subsanado poco a poco, pero requiere su tiempo. No obstante, en cualquier caso, si vives en una casa con garaje o tienes aparcamiento de tu propiedad, puedes instalar tu propio punto de recarga en él.

Vamos a analizar cuánto aumentaría, en términos aproximados, tu factura de la luz tanto en caso de adquirir un automóvil eléctrico como en el de instalar un punto de recarga.

Aumento del gasto en electricidad al comprar un coche eléctrico

En primer lugar, debes saber que, como decíamos, los coches eléctricos cuentan con una serie de ventajas. Así, la cuota del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (la famosa “viñeta”) a pagar por ellos está subvencionada al 75 %. Igualmente, no pagarás el aparcamiento en la calle (el de tipo libre está destinado a desaparecer). Y, sobre todo, te librarás de pagar los caros combustibles de gasolina o diésel. Pero, a cambio, subirá tu factura de luz.

El núcleo de la cuestión es saber si todos esos ahorros compensarán tu gasto en electricidad. Aunque tienes que echar tus propias cuentas, en líneas generales te diremos que compensa bastante.

Pongamos un ejemplo concreto para aclararlo. Pensemos en un automóvil como el Nissan Leaf, que es el eléctrico más vendido en el mundo. Y supongamos que ruedas unos 40 kilómetros diarios preferentemente por ciudad para ir a tu trabajo. La autonomía de un coche de este tipo es de unos doscientos kilómetros. Por ello, estimando una utilización del mismo de 22 días laborables en el mes, necesitarías aproximadamente cuatro cargas de electricidad completas en ese periodo (40 kilómetros por 22 días dividido entre 200 kilómetros de autonomía).

En tal caso y teniendo en cuenta el precio de la electricidad, cada una de las cargas te saldría, como término medio, por unos 5,4 euros. Multiplicando estos por cuatro, tendrías un coste total de unos 20,6 euros mensuales. No obstante, quizá ruedes más. Pongamos que haces unos cien kilómetros al día durante todos los días del mes. El precio de la electricidad para recargar tu vehículo se pondría, siguiendo los números del ejemplo anterior, en 80 euros mensuales.

Sin embargo, estas cifras requieren una aclaración. Y es que pueden incrementarse o disminuir en función del tipo de tarifa de luz que tengas en tu domicilio. Como sabes, el suministro de electricidad tiene horas punta, valle y supervalle.

Esta última transcurre entre la una y las siete de la mañana, es decir, un periodo perfecto para recargar tu vehículo. Y, en este caso, la carga que antes te saldría por 5,4 euros, te costaría solamente 2,32 euros. Dicho de otra forma, y siguiendo el mismo ejemplo de rodar 100 kilómetros al día, serían solo 34,80 euros al mes.

Por su parte, en la fase valle, que abarca entre las 23 horas de la noche y la una de la madrugada, el coste sería de 2,9 euros. Es decir, 43,5 euros al mes. En resumen, hay una diferencia de 36,5 euros en función de la hora en que cargues tu vehículo.

Sin duda, es muy interesante. Pero hay un añadido a estos precios: si pretendes recargar tu coche en tu domicilio, seguramente tendrás que aumentar la potencia de luz que tienes contratada para este.

En el caso de un modelo como el citado Nissan Leaf, la potencia mínima exigida para realizar una carga normal es de 6,9 kW. Si tenemos en cuenta que la media en un hogar español es de solo 4,6, tendrías que gestionar un aumento y el coste de este se estima en unos ciento quince euros. Además, deberías instalar un punto de recarga en tu casa, lo que también conlleva gastos.

¿Cuánto cuesta instalar un punto de carga eléctrica en el garaje?

Para hacer una recarga ocasional, sirve cualquier enchufe que tenga toma de tierra. Sin embargo, como lo que pretendes es poder repostar en tu domicilio siempre, es imprescindible que instales una base mural (un wallbox) que cuenta con un conector preparado para cargar vehículos eléctricos.

Las hay de muchos precios, aunque te bastaría con una básica que tiene un coste de entre 500 y 800 euros. En suma, a la hora de ver el coste de la electricidad si compras un coche de este tipo, debes sumar todas estas cantidades.

No obstante, todo cambia si acabas de comprar una vivienda de nueva construcción y adquieres en ella plaza de aparcamiento. El Real Decreto 1053/2014 obligó a que estas tengan en sus garajes comunitarios una preinstalación para recargar automóviles eléctricos. En este caso, tan solo tendrías que derivar esta a tu plaza.

Igualmente, en los parkings de uso público, de empresas o de flotas, según la misma norma tiene que haber un punto de recarga cada 40 plazas.

A modo de resumen te diremos que, en efecto, si compras un vehículo eléctrico te subirá la tarifa de la luz de tu domicilio. Además, deberás hacer frente a los gastos derivados de instalar un punto de recarga en el garaje del mismo y a los generados por el incremento de potencia eléctrica. Sin embargo, piensa que tendrás muchos de esos costes solo una vez. Y que te ahorrarás para siempre el gasto en gasóleo o gasolina, que tienen unos precios abusivos. Además, y muy importante, estarás contribuyendo al cuidado del medio ambiente.

 

Parking en rentabilidad en Valencia

UBICACIÓN Y CARACTERÍSTICAS

Se trata de un parking en rentabilidad en Valencia situado en los bajos de un edifico residencial de 10 pisos de altura. El garaje está cerca de la Universitat de Valencia, en una zona con mucha edificación alta y una gran densidad de población.

El garaje consta de 105 plazas de coche y 50 de moto en cuatro niveles: Planta + 1, planta calle y plantas -1 y -2.

El parking tiene una superficie 2.500 metros cuadrados en un buen estado de conservación. Tiene sistema de seguridad con cámaras y las instalaciones adaptadas a las normativas actuales. La iluminación es nueva

El aparcamiento tiene entrada y salida única.  Las plazas son grandes y cómodas, las rampas anchas.

INFORMACIÓN ECÓNOMICA

Ingresos

El garaje está en un 80% alquilado a vecinos y comerciantes de la zona que pagan unos alquileres de entre 70 y 80 euros al mes. El restante 20 % de las plazas de aparcamiento están vacías y se alquilan por rotación. En total está generando unos 78.000 euros anuales brutos. Aproximadamente 65.000 euros IVA

Gastos

Por lo que respecta a los gastos el total anual es de 17.000 euros. 

Precio

El precio de este parking en rentabilidad en Valencia es de 1.000.000 €

Rentabilidad

En base a lo anterior, la cuenta de resultados es de 48.000 euros y la  rentabilidad es del 4,8%

VALORACIÓN

El parking está en buenas condiciones, está en buena zona y presenta unos números aceptables pero podría mejorarse la gestión. En la actualidad hay unas 20 plazas vacías que se reservan a los clientes en rotación pero la cifra de negocio que generan estos no justifica la presencia de un vigilante en el parking. Como se trata del propio dueño del garaje no se computa el gasto pero cuando se venda el parking la nueva propiedad tendrá que asumir como mínimo un sueldo. Esto hará que la rentabilidad baje mucho.

Lo ideal sería alquilar esas veinte plazas y renunciar a la rotación que en la actualidad no genera ni 6000 euros al año. Con esas 20 plazas alquiladas a 70 euros y restando lo que ahora produce la rotación se incrementaría la facturación en unos 10.000 euros más que ahora. La cuenta de resultados subiría a 58.000 euros y la rentabilidad rozaría el 6% (5,8%)

Infórmese sin compromiso:

Parking centrico en Valencia de 42 plazas

Parking entero en Valencia de 42 plazas en una de las mejores zonas de la ciudad. El garaje se explota con abonados mensuales y está al 100% de ocupación.

Ubicacion

Está ubicado en las proximidades de la Avenida del Reino de Valencia, en pleno ensanche, una de las zonas más interesantes de Valencia por su elevado nivel de renta y la escasez de aparcamientos que ocasiona graves problemas para vecinos y visitantes. La zona es residencial y a la vez tiene un marcado carácter comercial y de servicios. El estacionamiento en la calle está regulado para tratar de facilitar el estacionamiento.

 

 

Características

 

El parking está en perfecto estado de conservación y no precisa ninguna actuación. Las 42 plazas están repartidas en dos plantas que se comunican con amplias rampas. Los viales son generosos y las maniobras para aparcar muy sencillas. El acceso a la calle es mediante rampa de doble sentido y una escalera peatonal.

INFORMACIÓN ECONÓMICA

Ingresos y gastos

Las plazas están alquiladas por 100 euros + IVA de media generando unos ingresos de 50.000 euros + IVA anuales.

Los gastos anuales ascienden a 17.000 euros incluyendo el IBI, Comunidad, Vado, Suministros, Mantenimiento y Seguro

Resultado de la Explotación

El resultado neto de la explotación del garaje es de 33.000 euros anuales

Precio

El precio del parking entero en Valencia es de 800.000 euros

VALORACION

No es fácil para un inversor encontrar un parking entero en Valencia, y mucho menos uno como éste. Se trata de un parking pequeño o mediano según quién lo mire, en una zona muy buena, con alto nivel adquisitivo, que le confiere al inmueble una buena valoración y posibilidades ciertas de subir de precio. La presencia de clientes no debería ser nunca un problema puesto que está al 100% de ocupación y tiene gente en espera. No obstante la propiedad ha decidido una política de precios conservadora, 100 euros al mes, para no tenerlo lleno y que sea una entrada de dinero estable. Esto repercute en la rentabilidad puesto que estamos en un 4% cuando es muy factible aumentar los alquileres a 110-120 euros y subir la rentabilidad por encima del 5%. Pero eso es algo que tendrá que hacer el comprador del parking puesto que la propiedad no quiere tocar su política de precios ahora que va a vender.

El precio por plaza es algo inferior a 20.000 euros por lo que estamos en una línea muy económica para lo que es la zona y lo que se llega a pedir por plazas sueltas. Es a todas luces una inversión muy interesante.

Infórmese sin compromiso:

La smart city, la nueva ciudad del siglo XXI

Las nuevas tecnologías cada vez están más presentes en nuestra vida cotidiana, y poco a poco cada vez son más los ayuntamientos que se animan a aplicar estas tecnologías a las propias ciudades, dando lugar a las conocidas como smart city o ciudades inteligentes en español.

Ejemplos de smart cities

Una ciudad inteligente es aquella que hace uso de la tecnología para mejorar y ofrecer mejores servicios a los ciudadanos. Los conceptos relacionados con las smart cities abarcan ámbitos muy diversos. Uno en los que se está profundizando más es en la mejora de la accesibilidad para las personas con discapacidades. Por ejemplo, las personas ciegas cuentan con aplicaciones que les indican de manera auditiva el lugar exacto en el que se encuentran, así como información de utilidad sobre el entorno que les rodea (comercios cercanos y sus respectivos horarios o datos históricos en caso de encontrarse en un lugar cultural).

Aplicaciones en los aparcamientos y la movilidad urbana

Pero las ciudades inteligentes no están diseñadas pensando únicamente en los peatones, sino que también tienen la misión de facilitar la movilidad urbana mediante vehículos. Así pues, es posible conectar tecnológicamente la red de parkings locales para indicar al conductor mediante su smartphone aquellos aparcamientos cercanos con disponibilidad de plaza. Estos lugares para guardar el coche pueden incluir también facilidades para el conductor.

También es posible utilizar la tecnología para hacer más eficiente la red de carreteras, mediante una mejor conexión de los semáforos y la posibilidad de predecir el tráfico con antelación y actuar en consecuencia para evitar posibles retenciones por exceso de vehículos. Las aplicaciones de las nuevas tecnologías en este sentido son inmensas, aunque todavía quedan muchas aplicaciones por explorar y que se irán presentando en los próximos años, a medida que el concepto de ciudad inteligente se vaya globalizando y popularizando.

Las ciudades inteligentes ya son una realidad

Al hablar de ciudades inteligentes podemos pensar que se trata de un concepto abstracto y que hasta el momento no es más que una idea plasmada sobre el papel. Sin embargo, las ciudades inteligentes ya son una realidad, y en ciudades de todo el mundo podemos encontrar funcionalidades que siguen la línea de mejoras tecnológicas para modernizar la ciudad. Lógicamente, el concepto de smart city engloba más que contar con una tecnología en un lugar concreto, pero sin lugar a dudas estos primeros pasos están siendo todo un éxito.

Algunas de las principales ciudades del planeta como París, Londres, Nueva York, Washington o Berlín ya han presentado sus proyectos para crear una smart city. Por fortuna, en nuestro país también es posible encontrar municipios que se han animado a apostar por este nuevo modelo de entender la ciudad, y que aúna la historia propia de cada lugar con nuevas tecnologías que lo modernicen. A día de hoy la Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) está integrada por más de 80 localidades de todo el país, y el objetivo es que esta cifra aumente en los próximos meses y que supere el centenar de inscritos, así como una mayor dispersión por todo el territorio.

El park and ride llega a Barcelona

Ya sabemos que la saturación del tráfico en las ciudades tiene un sinfín de efectos negativos para la salud de las personas que se ven expuestas a grandes niveles de contaminación. Pero a veces no tenemos otra opción que el transporte privado para llegar al centro de la ciudad. Si es tu caso, presta atención porque algunas localidades de Barcelona han empezado a utilizar el sistema park and ride, con el que los usuarios del transporte público tienen aparcamiento gratuito.

El park and ride como fórmula de aparcamiento gratuito

Park and ride es la forma en la que se conocen en muchas ciudades europeas los aparcamientos de intercambio. Se trata de un sistema que, para impulsar el uso del transporte público entre los ciudadanos, reserva una serie de plazas para que aparquen gratis los usuarios de tren, metro o autobús público, siempre que sean capaces de demostrar que han utilizado el transporte público. De esta forma, se crean una serie de bolsas de aparcamiento reservadas en exclusiva para estos ciudadanos.

Con la creación de estas bolsas se permite que los ciudadanos que vivan en zonas poco o mal comunicadas por el transporte público puedan acceder a la red de metro, autobús y cercanías de Barcelona desplazándose en su propio coche a la estación y dejando allí su vehículo. De esta forma no tienen que llegar en coche hasta el centro de la ciudad y se ahorran tener que buscar aparcamiento en Barcelona.

Cómo funciona este sistema de aparcamiento en Barcelona

La clave del sistema park and ride es una app que los usuarios se pueden bajar a su teléfono móvil. Una vez descargada la aplicación y completado el registro, el conductor puede ir en su coche particular hasta estos intercambiadores y aparcar en una de las plazas reservadas a los usuarios del sistema park and ride. En las estaciones se han instalado una serie de máquinas validadoras en las que puede acreditarse que ha utilizado el tren, ahorrándose el pago del estacionamiento. Finalmente, se indica en la app que el viaje se ha acabado y la plaza queda libre.

Tras unas semanas en fase de pruebas, el sistema está ya disponible y ofrece el servicios de lunes a viernes, desde las 5 de la mañana hasta las 11 de la noche, coincidiendo con las horas en las que los usuarios tienen tren. Para evitar la picaresca, los conductores que no sean usuarios de este sistema tienen prohibido el estacionamiento en las plazas reservadas al sistema park and ride. Si aparcas en ellas pero luego no utilizas el transporte públicos pueden multarte.

Los responsables de este proyecto han localizado unas 6000 plazas de aparcamiento próximas a estaciones y el objetivo es utilizar 1500 de ellas para el park and ride. Sant Joan Despí (41 plazas) y Castelldefels (unas 100) son los dos municipios donde se ha estrenado este proyecto, que poco a poco se irá ampliando. También puedes encontrar zonas park and ride junto a la Ciudad de la Justicia de l’Hospitalet, en los barrios al este del Besòs -entre el Fòrum y Sant Andreu, junto a La Sagrera- o en Sarrià, cerca del monasterio de Pedralbes.

Parking de 66 plazas en Barcelona (Eixample Dreta)

UBICACIÓN

El aparcamiento está ubicado en Barcelona, entre las calles Dos de Maig, Rosselló y Mallorca. Se trata de un barrio de clase media, situado entre la Sagrada Familia y la Meridiana.

Se caracteriza por tener una alta necesidad de aparcamiento ya que abundan las fincas antiguas con pocos aparcamientos y en las calles el aparcamiento está regulado.

CARACTERÍSTICAS

Es un garaje de 1800 m2, repartido en tres plantas, con dos entradas y dos vados en funcionamiento. Ambas entradas tienen doble puerta como medidas extra de seguridad además de tener un circuito cerrado de cámaras de seguridad. En total tiene 66 plazas de coche y 16 plazas de moto. Está en un estado perfecto de conservación y cuenta además con una oficina y un trastero.

Es un garaje diáfano sin columnas, rampas y vales cómodos. Muy bien conservado en cuanto a pintura, techos, suelos, instalación eléctrica. No precisa ninguna actuación.

DATOS ECONÓMICOS

Explotación

El garaje está al 100% de ocupación y ha generado más de 67.000 euros en concepto de alquileres en el último año.

Por lo que respecta a los gastos son los típicos que encontramos en cualquier garaje similar: suministros, mantenimiento, seguro, vado, comunidad e IBI

El resultado de la explotación de los últimos 12 meses ha sido de 53.000 euros netos,

Precio

El precio del parking es de 1,2 MM de euros

La rentabilidad de la inversión sería del 4,41%

Valoración

Es una operación muy interesante debido a la ubicación del garaje, en una zona en la que la demanda será siempre constante, tenemos el garaje ocupado al 100% y con lista de espera por lo que sabemos que no tenemos mucha capacidad de crecimiento pero será una renta segura. El precio por plaza es de 17.900 euros, muy por debajo del precio de la zona que estaría para plazas similares entre 22.000 y 25.000 euros.

Infórmese sin compromiso:

Ciudades más sostenibles gracias al parking para bicicletas

El transporte en las grandes ciudades continúa evolucionando hacia una movilidad sostenible que cuide el medio ambiente, sobre todo, en materia de reducir las emisiones contaminantes que afectan a la atmósfera. Por ese principal motivo, pero también por otros, el uso de la bici es cada vez más habitual. Debido a ello las autoridades y empresas prestadoras de servicios de alquiler instalan cada vez más parkings para bicicletas en ciertos puntos. Fomentar el uso de la bicicleta al tiempo que se ofrecen unos aparcabicis cómodos y seguros es una necesidad en auge.

Una movilidad sostenible traducida en la bici

Los aglomeraciones de coches y otros vehículos motorizados tienen un peso muy importante en el desplazamiento por la ciudad con todo lo que ello conlleva: la ingente cantidad de tráfico y su regulación, los accidentes, la emisión de gases e incluso los problemas en zonas muy peatonales.

En las grandes urbes como Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia se han implantado desde hace tiempo medidas para mejorar algunos de esos aspectos. Así, nacieron proyectos con la bici como protagonista en políticas de movilidad urbana que intentaban reducir el número de coches y aumentar el de un medio saludable, tanto para las personas como para el planeta.

Tales iniciativas son ya una realidad que muchos ciudadanos aprovechan porque, además, se ahorran bastante en desplazamientos. Los carriles bici proliferaron al compás de los parking para bicicletas y la comodidad de su uso supone un gran beneficio.

Parking para bicicletas en casi todas las ciudades

Pero no solo hablamos de las ciudades más pobladas… casi todas las ciudades han apostado por un transporte sostenible. En Vitoria, por ejemplo, hay instalados estacionamientos cerrados y controlados mediante una app móvil. Los usuarios que usen el servicio pueden dejar con total seguridad la bicicleta atendiendo a cuatro tipos de tarifas mensuales o diarias.

Gracias a estos aparcamientos públicos localizados cada tantos metros, el ciudadano puede desplazarse a donde quiera con la posibilidad de aparcar sin la preocupación de que le roben el vehículo. Pero para ello es necesario disponer de un garaje adecuado.

En Murcia existe el sistema MuyBici, puesto en marcha por el ayuntamiento de la capital. Su objetivo es cubrir los pequeños trayectos de los murcianos por la ciudad. Se basa en los beneficios de la sostenibilidad, la rapidez, sufrir menos atascos con el consecuente estrés y por supuesto, fomentar la actividad física. A diferencia del caso anterior, aquí el problema con los actos de vandalismo en ciertas estaciones, ya que no están cerradas y son menos seguras. Por eso, invertir en un parking para bicicletas en un recinto cubierto es una magnifica opción de evitar esos lamentables sucesos.

 

En cualquier caso el parking para bicicletas es una necesidad en auge para aquellos que están interesados en utilizar la bicicleta de forma frecuente pero no disponen de espacio para tenerla en casa o prefieren ahorrarse problemas de aparcamiento. Existen diferentes modalidades del servicio. Dependiendo del uso que le des al vehículo y distancia que vayas a recorrer lo ideal sería un bono. Otras opciones son el pago por utilización ocasional de una plaza de parking para bicicletas o depositar una tarifa fija al mes.

Rentabiliza tu aparcamiento

Y si ya te has pasado a la bici quizás tengas una plaza de garaje a la que te gustaría sacarle más provecho. Lo más habitual es ponerla a disposición de otras personas que puedan utilizarla a cambio de un alquiler…. Y porqué no, una buena posibilidad podría ser para estacionamiento de bicis, aunque por un precio menor que el que sacarías por un coche. En caso de que apenas le saques rentabilidad a tu plaza porque ya no la usas y no te apetezca alquilarla otra alternativa es venderla.

 

La bicicleta eléctrica u otras alternativas ecológicas

El incremento de la movilidad sostenible va enfocado a la creación de ciudades que fomenten el uso del transporte público y, a ser posible, eléctrico. En este sentido hay que tener en cuenta que para muchas personas los desplazamientos largos son un reto físico, por eso están proliferando las bicis y otros aparatos de desplazamiento que funcionan con electricidad.

Pequeños vehículos, bicicletas e incluso plataformas de dos ruedas estilo Segway son cada vez más frecuentes en las calles. En trayectos cortos son ideales, pero el problema se deriva de la recarga en viajes más duraderos. Instalar puntos donde aparcar y alimentar las baterías sigue siendo un reto, aunque en las grandes urbes ya existen los primeros puestos.

Reducir el tráfico contaminante al tiempo que se crean vías seguras para ciclistas y peatones con medios ecológicos será cuestión de años porque el futuro del planeta está en juego.

La compleja gestión de los aparcamientos en las ciudades

Una buena gestión del aparcamiento de vehículos tiene efectos positivos en nuestras ciudades y en nuestra calidad de vida. Del mismo modo, una mala gestión o la ausencia de cualquier tipo de gestión tiene consecuencias negativas. Afortunadamente los dirigentes de las principales áreas metropolitanas españolas están por la labor de superar la alta dependencia del automóvil y poco a poco están priorizando modos de transporte activos y sostenibles. Pero seamos realistas, más que una apuesta decidida por el transporte público, lo que prima es dificultar el uso del vehículo privado para que el usuario prefiera el transporte público.

Aumenta el transporte público y también el coche privado

Las últimas estadísticas del INE parecen confirma la tendencia, más de 399,7 millones de pasajeros utilizaron el transporte público en enero, un 5,7% más que en el mismo mes del año 2017. Y la percepción acompaña, junto al uso del transporte público parece cada vez más aceptado el hecho de caminar, desplazarse en bicicleta y usar cada vez menos el coche.

Pero ojo, porque las cifras también nos muestran que aumentan las matriculaciones de turismos en España…. Este mes de marzo crecieron un 2,05% respecto al mes de marzo de 2017. Y en los últimos doce meses se han vendido 1.267.331 automóviles particulares, un 8,37%, más que el año anterior.

Son dos tendencias que parecen contrapuestas, el aumento del uso del transporte público y el aumento de las matriculaciones de vehículos privados. Podrían explicarse por el aumento de la capacidad adquisitiva y del consumo tras años de crisis, por el aumento de la población en las áreas urbanas, y por la desconfianza que se tiene en las políticas de transporte.

La sensación general es que no nos fiamos del transporte público como una alternativa viable.  Viajamos más en transporte público pero no dejamos de comprar coches.  En consecuencia las ciudades siguen teniendo un grave problema de estacionamiento.

Las políticas de aparcamiento en nuestras ciudades

Las políticas municipales suelen abordar el problema del aparcamiento con diversos enfoques. Lo más convencional es imponer unas dotaciones mínimas de aparcamientos. Son las normativas que exigen un mínimo de plazas de aparcamiento por cada tantos m2 edificables. Es una forma de planificar que genera un exceso de aparcamientos y con costes elevados que acaban recayendo en los ciudadanos.

Un segundo enfoque se centra en la gestión de los aparcamientos en superficie con las herramientas de que disponen los gestores municipales. Lo más habitual es regular los periodos de estacionamiento y los precios para administrar efectivamente la demanda en las diferentes horas y días de la semana para cada calle de la ciudad.

La planificación que se hace del problema del aparcamiento repercutirá directamente en la sostenibilidad de la ciudad. Si no se regula el aparcamiento y se permite aparcar gratuitamente se estará incentivando al uso del coche particular.  Al conductor promedio si no se lo pones difícil escogerá siempre su propio coche. Algunos estudios relacionan la accesibilidad al aparcamiento privado como un factor que triplica la probabilidad de poseer un automóvil. Por el contrario cuanto más lejos está el parking de nuestro destino menos nos apetecerá ir con nuestro propio coche.  Los manuales de políticas de movilidad lo tienen claro, hay que desincentivar la comodidad.

En ese sentido, si se trata de no estimular el uso del vehículo particular, afortunadamente en nuestras ciudades hace años que se regula el aparcamiento en superficie  y se implantan aparcamientos disuasorios en las afueras. Pero aunque se apueste por combatir la comodidad que supone desplazarse en el automóvil particular, no todo puede ser  base de poner trabas a su uso. La prioridad debería ser competir con un excelente transporte público.

Para que las ciudades evolucionen hacia un sistema de movilidad más sostenible tendríamos que centrarnos en el pensamiento a largo plazo y no solo de mejora de los actuales modos de transporte. En segundo lugar lo que parece un auténtico reto, conseguir que el transporte público se imponga al vehículo privado sin necesidad de poner impedimentos a su uso. Algunas de las principales ciudades occidentales son laboratorios de movilidad donde se ensayan diferentes caminos para resolver el desafío.